viernes, junio 17

Del Amor & del Crecer

"Love is fragile and we're not always its best caretakers. Even the best of us make mistakes; we just muddle through and do the best we can to hope this fragile thing will survive by all odds." ~ NS.
Hoy estuve pensando todo el día, qué hace falta para que uno ame a alguien. Y no me refiero a "amar" en el sentido de tener estima, menos en el de cariño, y muchísimo menos, en el de aquellos que creen que por el sólo hecho de decir "para siempre" les va a asegurar que así realmente sea.
No. Hablo de ese amor que se siente, ese amor que te invade entero y te hace saltar el corazón con sólo un mínimo recuerdo. Ese amor que te hace parecer loco por relacionarlo con todo, que hay mil y un señales que te hacen acordar a esa persona que amas; todo para darte cuenta de que no es que el mundo está complotado contra vos (y menos tu iPod, al pasar canción tras canción aún el shuffle), sino que esa persona se volvió tu mundo.
Y si, el amor no tiene que completarte, porque eso no es amor. Al menos no hacia la otra persona. Para amar, en mi opinión, hay que estar seguro, primero de uno mismo -lo aprendí a los golpes y gracias a largas charlas de madrugada con amigas-. Pero no me refiero a ser seguro y "duro" en consecuencia, sino saber lo que uno quiere, y saber que no tiene porque depender de nadie porque para amar, hay que amarse a uno mismo. Sin llegar al extremo del egocentrísmo, claramente. Pero eso es algo más de gustos y personalidades que no tiene mucha influencia en lo que quiero decir, ni mucho menos quiero entrar en detalles de mi opinión acerca de los narsicistas (comprense un espejo).
¿Pero basta sólo eso? No.
También, para llegar a amar a alguien, hay que conocerla, y conocerla bien. No saber qué quiere estudiar, ni su signo sodíaco ni, no sé, a dónde le gusta irse de vacaciones. No, o sea, saber esas cosas no determinan nada. Quizá, es una opinión demasiado personal y que tiene demasiado que ver con como soy: detallista. Creo que conocer, significa saber donde tiene tal lunar en el cuello, cómo brillan sus ojos cuando le da el sol y cuando, cuando llueve. Saber anécdotas de cuando esa persona era chica, por más de no haber estado a su lado. Esos pequeños detalles que nos hacen lo que somos. Porque no me determina, ni a ustedes tampoco -quiero creer-, mi signo ni a dónde me gusta ir de vacaciones. Supongo que a lo que voy es que no sé puede amar a alguien sin mirarlo y saber qué le pasa, por más de que en el momento te carcomas la cabeza tratando de saber qué es, el sólo hecho de intentar ya denota que es más que "cariño" lo que hay ahí.
Y, sin darle más vueltas, también por experiencia propia, para amar hay que ser amado. No sé puede amar a alguien que no te ama, el amor no es singular, no es de uno, el amor es de a dos. Aún el propio hacía uno mismo. Requiere de tolerancia, extrema y paciencia, mucha: de ambos lados. El amor es perdonar. Porque ninguno de los dos va a ser perfecto ni mucho menos; dejar orgullos de lado y caprichos en el tacho. Amar. La palabra llena, da cosquillas en la panza si uno ama. Si te preguntan, para colmo, ¡lo negas! Porque sí, porque te volves dependiente de esa persona, pero no en el sentido de necesitarlo como un hombro cuando estás mal y como un Oscar si hiciste algo bien, sino depender de cómo está, porque es tu mundo y si hay terremotos el café se vuelca en tu mesa. Amar es depender de lo que le pasa al otro, no de su persona. Y es ahora que lo estoy entendiendo mejor.
Había dicho que amar es perdonar. Jamás fui orgullosa, me cuesta admitir mis errores pero lo general no por orgullo sino por verguenza; igualmente intenté siempre que pude contra mí misma, ir y dejar de lado mi orgullo, propio y femenino. Siempre. Soy amiga de gente que me ha hecho cosas imperdonables, o al menos, inolvidables. Me encanta escuchar y soy tan ingenua -o, como me gusta creer a mí, optimista- que voy a creerme las mil y un excusas que me puedas dar. Esa soy yo, y voy a perdonar una y otra vez, quizá no pueda evitar los comentarios hirientes -porque soy rencorosa ja, es inevitable- pero después de un tiempo se van. Yo me mando tantas cagadas diarias que me parece hipócrita no perdonar. . El amor es arriesgar, entera y completamente arriesgar y arriesgarse; a ser lastimados, decepcionados y a ser amados. Si no hay miedo, entonces no es amor. El amor es una completa contradicción, eco entre montañas, vaivén en mi cabeza. Es el sistema inmune que no funciona en una persona.
En fin, todo ésto nació de qué me puse a pensar cómo te das cuenta que una relación va a durar o no. ¿Cómo, si quiera, te das cuenta cuándo una relación va a empezar? Es increíble, y ésto me pasa por agarrar mi diario y ponerme a leer todo una y otra y otra y otra vez. Si, como tres veces y antes de ir a la facu. Soñé con tu suéter de abuelo rosa el otro día. No con vos, sino con el suéter. Ya ni tengo tu olor. Pero estoy bien, me refugio en los libros, como antes. Una vez me dieron el consejo -uno de esos filosóficos consejos del Chino- de que yo no necesitaba esforzarme más y que tenía que volver a mis bases, a mis libros y a mis horas y horas de lectura y pérdida tirada en la cama. Quizá esté volviendo y quizá me esté gustando. Si, me está gustando.

Faltan dos días y soy legal, wi.
Sólo dos, dos y me voy a sentir un poquito más mayor, más madura, más segura de quererme como soy.

3 comentarios:

deliriosinfonico dijo...

el amor..wow!tema dificil de explicar!usaste muchas palabras..pero te acercaste bastante a la mejor expresion de amor q he leido...
el amor es cosa dificil de sentir, cotrolar, y explicar...

un beso grande!

Mia Wallace dijo...

creo que pusiste por escrito varias de las millones de teorías sobre el complicado arte de amar. sí, me encontré en cada párrafo porque soy de cometer esos errores como dejarme influenciar sobremanera por aquel que amo. si, me identifico con amar los detalles-
y espero que puedas volver a vos misma, de a poquito, ir sanando y sonriendo de nuevo. los libros me ayudaron mucho siempre, tambien.
espero que hayas tenido un muy feliz cumple y disfrutá tu legalidad =)

DosBichos dijo...

El amor es arriesgar, entera y completamente arriesgar y arriesgarse; a ser lastimados, decepcionados y a ser amados. Si no hay miedo, entonces no es amor. El amor es una completa contradicción, eco entre montañas, vaivén en mi cabeza. Es el sistema inmune que no funciona en una persona.


Uo. Compartimos opinión.
MUCHOLOVE :)