martes, abril 6

lo que pienso cuando el de historia se fumo alto faso



Vuelve vuelve vuelve vuelve vuelve vuelve, ja, vuelve. Me pregunto si tendré algo para que siempre vuelvan, tarde o temprano, a mí. Tengo varias teorías:
a. soy tan fácil de engatuzar que buscan lo cómodo (ósea yo);
b. al ver que me perdieron necesitan (por seguridad machista o simple orgullo, también machista) que yo vuelva como perrito faldero a sus pies;
y c. quizá se dan cuenta de que en realidad yo era con quien ellos debían estar.
Aún así, sigo pensando que ellos vuelven por la opción b. mi poco autoestima, como muchos dicen (o gran autocrítica que tantos otros me critican) ~y también la experiencia de que (también) muchos otros no volvieron~, no me permite pensar otra cosa. En mi opinión los hombres necesitan ser aclamados y son dignos hijos del rigor. No quiero ser feminista, se que hay también mujeres así (me incluyo). Marcaterrenos, egoístas y con la autoestima, ¡puf! por el aire. Pero la verdad es que hay veces en las que ustedes se llevan el premio Nobel por histeriquismo.

Conclusión: deja de poner al final de cada chamuyo barato que decís un guiño porque me confirma que sos un tremendo idiota.


Quiero agradecer también a P. por el premio, me llena de felicidad, sisi. Y se lo otorgo a los siguientes blogs:

7 comentarios:

Miqui Brightside dijo...

deberías actualizar más a menudo
creo que ya te lo he dicho, pero te lo repito :)

Lady S. dijo...

Los hombres pueden llegar a ser lo peor, no hay ninguno normalito que no este pillado.

Besos

Gracias por el premio ^^

Teff Barchietto dijo...

la experiencia a mí me confirmó que sí, son hijos del rigor, que no saben lo que quieren y que son inseguros cuando se deciden. sí, cumplen todos los parámetros del histeriquismo: no safa ninguno.

Mayra dijo...

ME gustó el escrito..=D
Hombres...hombres son..u.u

te sigo!:D

Natalia Astúa Castillo (Natalia Astuácas) dijo...

Besos y abrazos, espero estés muy bien.
Magia y luz para vos.
Cuidate.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Encantador blog el tuyo, un placer haberme pasado por tu espacio.

Saludos y un abrazo enorme.

La niña de la vía láctea dijo...

Muchísimas gracias bonita. Y no seas el perrito faldero de nadie, ¿vale? en todo caso que alguien sea el tuyo :)