viernes, abril 23

let me back into your arms










Creo, últimamente que es difícil. Muy difícil de hecho. Quiero hacer tantas cosas pero me deshago en bostezos. Mis noches son largas, pasan las horas sin mi conoscimiento y pronto me doy cuenta del tardío desvelo. Ya no son cinco minutitos más los que me quedo en cama, se vuelven diez o, a veces, incluso quince. Si, debe serlo. Muy muy difícil. Cuando hablo no se me escucha. No, no se me escucha. A ojo, hacer algo "a ojo". ¿Y qué si tengo un orzuelo? No hablo con mis labios desde la madrugada del domingo, no los miro y evito su reflejo en el espejo, pueden hacerme recordar que estuvieron por momentos en los tuyos. Ay. Es difícil. Y tengo tanto tanto sueño, pero dormir significa sentir, sentir significa volverse vulnerable a lo inconsciente, y volverse vulnerable significa relfexionar y darse cuenta de lo que realmente está pasando. Y es difícil. Y tengo miedo. Es complicado, muy. Últimamente creo que todo es tan difícil y quiero dormir pero no quiero.

No quiero volver a sentirte.

10 comentarios:

Cuentos de una gossip girl dijo...

Es verdad somos tan vulnerables en el mundo de los sueños... :)

Un Beso!

Mayra dijo...

Los sueños nos hacen pensar en cosas, en cosas que tal vez queremos olvidar, y sí nos volvermos vulnerables..

Besos!:)

Miqui Brightside dijo...

Qué cierto :)
me gusta me gusta, y la serie de fotos genial :)

P. dijo...

has dado en el clavo... :S
yo tampoco me hablo con mis labios, ni puedo dormir

La niña de Caronte dijo...

Desde luego, parece ser que no es fácil :) muás

Teff Barchietto dijo...

pero a veces dormir te ayuda a irte tan lejos de eso que duele..

Clow dijo...

Todos hemos sentido pánico alguna vez a quedarse dormido, al subconsciente y sus malas jugarretas de niño travieso y, hablando mal, hijo de puta.

Nicole dijo...

qe razon!
me encanta tu blog, te sigo :)

La sonrisa de Hiperión dijo...

Encantador blog el tuyo, un placer haberme pasado por tu espacio.


Saludos y un abrazo!

enrojecerse dijo...

hay alguien que te escucha cuando hablas. aunque lo hagas en bostezos. estoy segura.