lunes, febrero 1

finalmente, Adiós.

Porque quiero saber que algún día te voy a encontrar en la calle, en dos o tres años, y voy a poder decirme y quizá, decirte que te olvidé, que seguí adelante y que estoy genial y que soy feliz. Porque aprendí que olvidar no es no pensar en la otra persona sino que recordarla por las cosas buenas y dejar de sufrir por las malas, entonces recordar y si alguna vez se viene tu nombre a mi cabeza, sonreír y no llorar. Si supieras lo que habré llorado por vos.

Y lo que habré reído también. Nunca me voy a olvidar de tus caídas en nieve onda, intentando hacerte el wow en un salto y que te fuiste bien a la mierda jaja, o cuando en uno del os últimos días que los medios estaban cerrados, que sin querer deje los skies tirados por ahí que te caíste y me puteaste en mil y un idiomas jaja, y me llenaste de nieve y yo a vos. Nunca me voy a olvidar de ese Cult, que apareciste y te abrace y te quedaste re shockeado y me olvidé que ya no teníamos trece y once años, pero que fue lo que me salió en el momento. Nunca me reí tanto cuando Cami se enamoró de tu sonrisa o de tus mensajes. Tampoco me voy a olvidar de la mama de Cami diciéndonos “¡Pero chicos entren, miren si les pasa cualquier cosa ahí afuera!” y yo hecha un tomate hervido, llevándote al patio. Nunca me voy a olvidar de vos haciéndote el Andrew VanWyngarden con mi pañuelo sobre tu flequillo loco, que según lo que vi te lo cortaste. Jamás podría olvidarme de vos, porque no se, conocerte desde mis diez u once años, ya no me acuerdo bien (¿será porque en ese entonces no tenía diario?) te marcó mucho en mí. Fuiste uno de mis primeros amores platónicos, invernales y no se me acuerdo que cuando tenía esa edad, iba todas las tardes al colegio para conectarme al msn y que me contaras de tus noviazgos o tus historias y que ya desde ahí me encantaba escucharte. Sigo teniendo (por algún lado) ese poema/canción que le escribiste a una chica, y que era re bonito y re tierno y que en el momento pensé que nadie podía hacer gesto tan lindo y tierno de amor hacía alguien. Hasta que me escribieron una canción y me pusieron un pasacalles en frente de mi casa y dije “Pucha, lo cagaron.” Aún así escuchó Something o veo Across The Universe y me acuerdo de vos y sonrió. Y las veces que me habrán mirado raro en el colectivo por sonreír, si por esas casualidades mi iPod se complotaba contra mí y pasaba esa canción.

Mis diarios te tienen escrito así que si algún día te ves reflejado en un libro, fíjate en el autor, a ver si soy yo. Pero por ahora, no se, este es el último mail que te mando (incluso te borré del celular), y espero que puedas hacerme ese pequeño favor de no volver.

9 comentarios:

Ailu dijo...

Espero que no vuelva si es lo que queres! Me reí con unas partes jejeje, lindo blog!

El Drac dijo...

Pues al final elconsabido..."¡quién entiende a las mujeres!" parecía,por todo loque dijiste, que iban a volver, al final cero balas. Un beso.

La niña de la vía láctea dijo...

que profundo, cuanto sentimiento. muás

ALA_STRANGE dijo...

me voy afijar en el autor

:)

buen blog

besos

Sandra Black dijo...

Que bonito escribes y veo , que estás llena de recuerdos :)

S dijo...

Por dios, esa canción es preciosa, y acompaña genial al texto (:

Cambiar trae recuerdos, pero yo no quiero que esto sea un recuerdo, porque forma parte de un pasado bueno, que no quiero olvidar. Creo que no cambiaré ni colores ni plantilla por ahora, pero seguirá la misma esencia, no lo dudes.

Y gracias, las tuyas son bonitisísisisisimas (L)

Miqui Brightside dijo...

justo el otro día vi esta película!
me alegra que pienses que mi blog tiene un algo :)

enrojecerse dijo...

aquí también hace frío frío frío! un beso en las pestañas:)
pd: me gusta la canción, mucho!

La ladrona de besos dijo...

el adiós duele, aunque sea lo necesario, pero es que duele.